jueves, 3 de abril de 2014

El gusto por las cosas


                                  La tarde se me ha ido
                                  sacando punta a los lápices,
                                  como en mi infancia
                                  los he alineado
                                  el uno al lado del otro
                                  en singular formación
                                  por colores, por tamaños
                                  he ido probando
                                  con distintos sacapuntas
                                  descartando
                                  a los que se les rompe la mina
                                  hasta conseguir el afilado perfecto,
                                  después he contemplado mi obra
                                  satisfecha
                                  con la sonrisa libre
                                  del que sabe usar su tiempo.



                            

4 comentarios:

  1. Me encanta Maica!!! Sabes? todavía prefiero los lápices a los bolígrafos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Me encanta Maica!!! Sabes? todavía prefiero los lápices a los bolígrafos ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Mar, el olor de los lápices y el deslizarse sobre el papel tiene magia y seguir su rastro, pura aventura :)

    ResponderEliminar